A veces siento las ganas

de comenzar a llorar

y de permitir que fluyan

mis lágrimas sin parar

 

lágrimas sin parar; poema;  Poesía;  Espíritu en Movimiento;  alabanza;  Maritza Mészáros;

 

Que ellas broten de mis ojos

y humedezcan mis mejillas

Que ellas rieguen cual rocío

cada una de Tus semillas

 

 

Que lleven en su camino

el dolor que tengo adentro

drenando así lo que llena

interior, bordes y centro

 

Mas entonces pienso en Ti…

En Tu amor, que es infinito…

En Tu inmenso sufrimiento

que en la historia marcó un hito

 

Mi dolor desaparece

como por arte de magia

Me concentro en Tu palabra

que bendiciones presagia

 

Reposo yo mi cabeza

confiada sobre Tu hombro

Tú mostrarás el sendero

y nos llenarás de asombro

 

Greenville, SC

08 de febrero de 2014

8:00 a.m.