Los sordos oirán las palabras del libro

Los ciegos verán en la oscuridad

Los humildes crecerán en alegría

Los más pobres se deleitarán en Jehová

 

Así lo dijo el profeta Isaías

Así está escrito y así sucederá

El violento sera acabado…

El escarnecedor sera consumido…

Serán destruídos los que se desvelan

para hacer iniquidad

 

Los que hacen pecar al hombre en palabra

Los que arman lazo al que reprendía en la puerta

Los que pervienten la causa del justo con vanidad

Todos ellos…Uno a uno…Fracasarán…

 

Los hijos de Jacob santificarán el nombre de su Dios

Reconocerán que son obra de Sus manos y le alabarán

Los extraviados de espíritu aprenderán inteligencia

y hasta los murmuradores la doctrina aprenderán

 

No habrá más escondrijo que encubra el consejo

No tendrá más cabida la perversidad

La vasija sabrá que ella era solo barro

y la obra a su hacedor reconocerá…

 

13 de septiembre de 2015

8:00 a.m.