Alguien me preguntó hoy:

¿Cómo estás?…¿Cómo te sientes?

Una palabra brotó…

Sin pensarlo…De repente

 

Bendecida, contesté

y al oírlo sonreí

porque con esa palabra

todo en uno comprendí

 

Así estoy…Así me siento…

Cada día…Todos los días…

Ante cualquier circunstancia

me siento yo bendecida

 

Bañada en misericordia

Guiada por la luz divina

Regada con bello amor

Por un manto protegida

 

Mi espíritu vuela libre

Pues no hay bala que me hiera

Ni lanza que me atraviese

Ni temor ante la fiera

 

En las noches más oscuras

me he sentido acompañada

En los desiertos más secos

he caminado confiada

 

Venga lo que ha de venir

y sea lo que habrá de ser

Sólo viviendo día a día

es que se puede crecer

 

Si me preguntan mañana

¿Cómo estás?…¿Cómo te sientes?

Sonreiré y responderé:

“Bendecida”…solamente…

 

 

 

Caracas, 7 de diciembre de 2014

9:15 a.m.