Dame la paz Señor
Venérame de Tu Luz,
Dame Tú amor Señor
Y muéstrame la cruz

Enséñame a volar
sintiendo Tú presencia
para así yo poder
conocer y aprender
a vivir con conciencia

Llena mi hogar Señor
con armonía y amor
con respeto y con Fe
con humilde fervor

Enséñame a confiar
tan solo en Ti, Señor
permíteme cambiar
las más bellas tonadas
como lo hace un ruiseñor

Y es que yo solo quiero
vivir para servirte
cumpliendo lo que pidas
sin yo jamás herirte

Sirviendo de instrumento
bajo Tú dirección
tocando lo que quieras
que brinde el corazón

Si Tú fueras el viento,
yo sería la veleta,
un pájaro, una hoja,
tal vez una corneta

Si Tú fueras el cielo
Yo sería luna llena,
una estrella fugaz
una nube o el sol,
o una noche serena

Si Tú fueras el mar
yo sería la blanca arena,
un delfín o una estela,
tal vez una sirena

Si Tú fueras la montaña
yo podría ser cascada,
árbol, camino o cima
parte de la escala

Y es que yo solo quiero
vivir para servirte
cumpliendo lo que pidas
sin yo jamás herirte

Esta canción forma parte del volumen I del CD «Espíritu en Movimiento». Escúchala aquí:

[audio:eem01-04-dame-la-paz.mp3]