Oh, Señor del universo,

te doy yo los ¡Buenos días!

Mi alma vuela en silencio

disfrutando fantasías

 

Fantasías en una cima,

observando y cavilando…

Comparando inmensidad

con pequeñez…y admirando…

 

Mirando las montañas; admirando Tu creación; poema; poesía; Espíritu en Movimiento; Maritza Mészáros;Admirando Tu creación

y evocando en su memoria

mil y un recuerdos intensos

que conformarán la historia

 

 

La historia de un solo ser

que en este mundo tan grande

pasa desapercibido

bajo un manto que se expande

 

Se expande desde aquí arriba

Blanco…azul, verde y marrón…

No se divisan las penas

que inundan el corazón…

 

El corazón que sanaste

y que Tú reconstruiste,

mas que a veces llora solo

pues el dolor aún existe

 

Existe mas no domina

Existe mas no aprisiona

Existe mas no controla

Existe mas no arrincona

 

No arrincona porque hay fuerzas

para seguir adelante

No aprisiona porque el alma

sigue aún de buen talante

 

De buen talante imagina

que lanza flechas de amor

que al llegar a su destino

se abren como bella flor

 

Bella flor que allí derrama

su deliciosa fragancia

Así envuelve ella a sus hijos…

Todo pierde relevancia

 

Relevancia solo existe

cuando es uno quien la da

y en este instante perfecto

mi alma con ellos está

 

Está presente y existe

contra el tiempo y la distancia

Todo obstáculo o batalla

pierde su beligerancia

 

Beligerancia pigmea

nunca podrás competir

con el amor verdadero

que repleta mi existir

 

Dispuesto a seguir creyendo; poema; poesía: Espíritu en Movimiento; Maritza Mészáros;Mi existir que desde arriba

regresa a seguir viviendo

A seguir viendo y oyendo…

Dispuesto a seguir creyendo

 

 

Caracas, 12 de noviembre de 2013

6:50 a.m.