El corazón palpita y luego se estremece

Como un niño inocente espera ávidamente

pues sabe que muy pronto estará en sintonía

vibrando al mismo ritmo y muy plácidamente

 

Al ritmo que Tú marques…al ritmo que Tú toques…

Seguirá Tu batuta como sigue el más fiel

Entre bellos matices y miles de tonadas

saboreará dichoso la más preciada miel

 

El corazón se agranda…El corazón suspira…

pues sabe que no es digno de Tu infinito amor

El corazón retoza cual velero sonriente

en un mar de armonía, de paz y de candor

 

Irradiará Tu luz, formando un arco iris

Rayos multicolores el cielo cubrirán

Tu dulce melodía les sonreirá graciosa

y con precisos trazos las nubes pintarán

 

El corazón inunda de bellos sentimientos

y en silencio reposa, en plena perfección

Sin palabras expresa…Sin hablar agradece

y esboza humildemente su sencilla oración

 

Oración de alabanza al Ser Creador Supremo

Al Maestro Consejero y guía a la eternidad

Oración que destella adoración sagrada

al Señor, Rey de Reyes, Dueño de la Verdad

 

El corazón suspira, de nuevo, suavemente…

pues sabe que en Ti vive y que vives en él

Lleno está de Tu esencia y está presto y dispuesto

a luchar y a vencer al enemigo cruel

 

Al inmenso gigante que busca destrozarlo

que se alimenta solo de ira y de maldad…

El corazón suspira, y lleno de energía,

se nutre de Tu encanto, Tu gracia y Tu bondad

 

El corazón entiende lo que no había entendido

Nadie tiene el poder para dañarlo más

Lleno de fortaleza se enfrentará al gigante

No volverá más nunca a mirar para atrás

 

Vuelo de Atlanta a Columbia

5 de abril de 2014

3:45 p.m.