“Yo estoy a punto de ir por el camino que todo mortal transita. Ustedes bien saben que ninguna de las buenas promesas del Señor su Dios ha dejado de cumplirse al pie de la letra.Todas se han hecho realidad, pues él no ha faltado a ninguna de ellas.” (Josué 23:14 NVI)

Hay más de 7000 promesas en la Biblia. Dios dice que puedes tomarlas y reclamarlas; están allí para ti. La palabra “promesa” es un tema clave en la vida de Josué. Al comienzo de su vida, Dios hizo una promesa, y al final del libro, Josué comenta sobre esas promesas.

Josué 1:3 dice, “Yo les entregaré todo territorio donde pongan el pie, tal como se lo prometí a Moisés” (TLA) Es imposible que Dios mienta. Si Él lo dice, sucederá, y eso es todo —así lo creas o no. Dios le dijo a Josué, “Yo sé que existen siete enemigos en esta tierra, y son mas grandes y fuertes, pero te prometo que vas a poseer la Tierra Prometida.”

Al final del libro, antes de morir de vejez, Josué dice: Yo estoy a punto de ir por el camino que todo mortal transita. [me voy a morir].  Ustedes bien saben que ninguna de las buenas promesas del Señor su Dios ha dejado de cumplirse al pie de la letra. Todas se han hecho realidad, pues él no ha faltado a ninguna de ellas.” (Josué 23:14 NVI)

¡Eso es lo que llamo una vida exitosa al final del libro!

¿Qué es exactamente lo que Dios promete a los que le sirven? Hay muchas promesas, entre ellas, estas tres del capitulo 1 de Josué. Tú puedes contar con:

1. Fortaleza. Cualquier cosa que Dios te manda a hacer, Él te va a dar el poder para hacerlo.

2. Éxito. Tú fuiste diseñado para tener éxito en lo que Dios te creo para hacer.

3. Apoyo. El trabajo de Dios, hecho a la manera de Dios, no le faltara el apoyo de Dios

Hay miles de otras promesas en la Biblia que puedes reclamar. Y hay una sola manera en la que puedes reclamarlas: estudiando la Palabra de Dios. Léela, memorízala y medita en ella.

Dios le dijo a Josué, “Estudia constantemente este libro de instrucción. Medita en él de día y de noche para asegurarte de obedecer todo lo que allí está escrito. Sólo entonces prosperarás y te irá bien en todo lo que hagas.” (Josué 1:8 NTV)

No hay absolutamente ninguna correlación entre tus habilidades y tu éxito.  Tu éxito está basado en tu compromiso con la Palabra de Dios. Cuando te comprometas a obedecer y meditar en la Biblia, tendrás éxito en lo que Dios te creó para hacer.

Rick Warren es el pastor fundador de la Iglesia de Saddleback en Lake Forest, California. Y es el autor de Una Vida con Propósito, el libro más vendido según el New York Times. Este devocional © 2012 por Rick Warren. Usado con permiso www.RecursosdeSaddleback.com