Las lágrimas brotaron como lluvia temprana

Regaron mis mejillas y llenaron mis ojos

pues me hiciste saber que habías tocado un alma

que partió de este mundo, lleno de ira y de enojos…

 

Un alma que entendía de amor y soledad

Que a través de los años conoció la verdad

Un alma que soñaba con un mundo mejor

y que había conocido muy de cerca el dolor

 

Supe que varias veces él había comentado

que estaba presintiendo que lo había convencido

A través de palabras que ponías en mis labios

Espíritu divino, le mostraste el camino

 

Regaste Tú su espacio, su ambiente y su silencio

Brindaste la esperanza…Permitiste que oyera…

Conmovida agradezco Tu gracia y Tu bondad

por haber permitido que sin tocar, creyera…

 

Caminos misteriosos…Razones poderosas…

Si sembramos rosales, cosecharemos rosas…

Gracias por permitirme conocer de este evento

donde pude servirte como fiel instrumento

 

Te ruego que derrames Tu gran misericordia

sobre quienes lo amaron y quedaron atrás

Ablanda corazones y borra terquedad

Destruye la distancia y enseña a perdonar

 

Estrecha Tú los lazos de hermandad y familia

y concede templanza a quien está en vigilia

Que el alma que tocaste vuele libre y sonría

sabiendo que por siempre eres Tú quien la guía

 

Caracas, 24 de mayo de 2015

11:15 p.m.