Libera nuestro espíritu

para que pueda volar

y a Tí te pueda seguir

y a Tí te pueda alabar

 

Señor, ata la maldad

y ayúdanos a entender

que la culebra se mata

sin dudar y sin temer

 

Se mata por la cabeza

con fuerza y con decisión,

con Tu poder y Tu amor

que la dejan sin opción

 

Señor, danos la energía

para enfrentar lo siniestro

utilizando Tu espada

y Tu palabra, Maestro

 

No permitas tentaciones

que nos hagan tambalear

Ayúdanos a ignorarlas

sin afán…sin titubear…

 

Que sea Tu Espíritu Santo

quien nos guíe por el camino

y siempre nos acompañe

hasta llegar al destino

 

Dios de Paz y Dios de Luz,

Dios de Amor y de Verdad,

humildemente te pido:

“¡Protege a la humanidad!”.

 

Porque hay mucho que salvar

y mucho que rescatar

Hay muchos que aunque perdidos

aún se pueden encontrar

 

Con Tu Espíritu divino

lograremos la victoria

y así, Padre bienamado,

recibirás Tú la gloria

 

 

 

_____________

Caracas, 25 de diciembre de 2012

7:45 a.m.