Le robaron a mi hijo
Su candor Y su ilusión
1000 sueños que el mantenía
muy dentro del corazón

Le robaron su tesoro
Su inocencia y su ternura
El amor que desbordaba
En su esencia, limpia y pura

Hirieron sus sentimientos
Maltrataron su interior
Y contagiaron su alma
De rencor, ira y dolor

Mas en Ti todo es posible
Se evidencia sanación
Día a día brillan destellos
que muestran restauración

Su voz ha vuelto a cantar
Su sonrisa ha renacido
Sus ojos brillan de nuevo
Su jardín ha florecido

Sus llagas están sanando
Los destellos continúan
Y yo sigo agradeciendo
pues cada día se acentúan

Su alma volará muy alto
Sin limites ni barreras
No volverán a vencer
mala intención ni quimeras

Escribirá y compondrá…
Con inmensa inspiración
Reaprenderá a utilizar
su gran imaginación

Nada podrá detenerlo
La carrera ha comenzado
Él correrá y vencerá
pues así estaba pautado…

11 de julio de 2015