Me dispongo de nuevo

a viajar unas horas

Es un tiempo distinto

de paz y de descanso

Hay un destino claro…

Una hora de llegada…

Un asiento… Un espacio…

Momento de remanso

 

No hay a dónde corer

No hay nada que acabar…

Sólo esperar tranquilo

para lograr llegar

Estando en buenas manos…

Sintiéndose atendido…

Es la mejor manera

de escribir y pensar

 

Se prepara mi alma

para bellos reencuentros

Los años que han pasado

parecen solo instantes

Inocencia, amistad,

esperanzas y sueños…

Son una realidad…

Verdades importantes…

 

¿Qué mejor que saber

que aún estamos aquí?

Que somos, que existimos…

Que deseamos vivir

Que podemos brindar,

Que aún queda por hacer

Que aún queremos vibrar

y queremos sentir…

 

¿Qué mejor que aprender

día a día y a cada paso?

¿Qué mejor que reunirse

y poder compartir?

Recuerdos entrañables…

Tesoros imborrables

Con los brazos abiertos

los voy a recibir

 

Mientras viajo agradezco

por todo lo vivido…

Por todas las lecciones

y por lo ya aprendido…

Agradezco el milagro

de poder escribir

para dejar plasmado

lo que llega a mi oído

 

Disfruto de este viaje

como de tantos otros…

Distintas experiencias

Distintos objetivos

Sin importar qué pase,

en cada circunstancia,

preparo mis sentidos

visuales y auditivos

 

Escucharé rumores

que suenen levemente

Observaré lo tenue

que roza suavemente

Me detendré de pronto

donde nadie se pare

y captaré el detalle

que surja de repente

 

Avión de Caracas a Atlanta

25 de abril de 2014

8:00 a.m.