Una bella fecha

es la Navidad

cuando celebramos

Una gran verdad

 

La llegada al mundo

De un bebe precioso

Inocente y puro

Y además grandioso

 

Hijo del Creador,

Del Ser infinito,

Padre omnipotente,

Que todo ha prescrito.

 

Tenía una misión

antes de llegar

Que asumió dispuesto

a poder lograr

 

Aunque ella implicaba

Dolor, Sufrimiento

Caos y decepciones

Y mucho tormento

 

Y al final la muerte

Clavado a  una cruz

Junto a dos ladrones,

Sin mostrar Su luz

 

Dejando que seres

insignificantes

Pensaran que eran

seres importantes

 

Cuando triturarlos

A ellos, que eran «nada»

Hubiera podido

Con una mirada

 

Mas ese bebito,

Convertido en hombre

Hace que hoy el mundo

Todavía se asombre

 

Porque es increíble

Un amor tan grande

Que se sacrifique

Sin que a nadie mande

 

El Su bello ejemplo

Fue lo que legó,

Y todo por nada

Lo sacrificó

 

Porque no eran suyos

Ni el mal ni el pecado

Más cargó la cruz

Y nos ha salvado

 

Solo se nos pide

Que reconozcamos

Ese sacrificio

Y con fe creamos

 

Padre, yo te pido

Que todos entiendan

que ellos reconozcan

y que no pretendan

 

Que en la Navidad

Solo quieran dar

Y que a Jesucristo

Puedan recordar

 

Sabiendo que Él

Dio su vida entera

Y que es por Su gracia

Que Dios nos espera

 

Que todos los hombres

hinquen sus rodillas

Y que se humedezcan

También sus mejillas

 

Y que puedan juntos

Cantar y alabar

Y que ya no puedan

Dejar de adorar

 

Te damos las gracias

Por la Navidad

Pues ella nos colma

De tranquilidad

 

De una paz inmensa

De una fe serena,

De Tu grandiosa gloria,

El corazón llena

 

Te pido que reine

La sinceridad

Y que prevalezca

Siempre la verdad

 

Que todos entiendan

Que la Navidad

Solo representa

la Natividad

 

y que juntos todos

ofrendas traigamos

y a Tu Hijo divino

se las ofrezcamos

 

Pues todo lo nuestro

es Tuyo, Señor,

y a Ti te entregamos

nuestra alma y amor.