Trust

 

 

No temeré yo la afrenta

de un sencillo hombre mortal

No temeré a quien pretende

tan solo causar el mal

 

 

 

 

Confiaré en Tí, Padre eterno,

y seré yo al mundo sal.

Confiaré yo en Tu justicia

que es pura y que es celestial

 

Prefiero crucifixión

a una vida de mentiras

No temeré mal alguno.

Sabes todo…Todo miras

 

Y conoces los deseos

de adentro del corazón

Conoces los pensamientos

que pasan por la razón

 

Tú ves nuestra alma al desnudo

Tú diseccionas…Penetras

No hay nadie que a Tí te engañe

Tú ves palabras y letras

 

Tú lees hasta lo no escrito

Oyes lo que no se hablado

Tú ves lo que ahora no existe

Tú sabes lo que he soñado

 

Los que creen que ya han triunfado

no entienden que Tú controlas

cada instante, cada paso,

y hasta el vaivén de las olas.

 

Y no entienden que este pleito

será por Ti defendido,

y no saben que ya Tú

me has hablado a mí al oído.

 

Confiada reposo hoy

y me siento en paz y calma,

pues no importa lo que pase,

eres dueño de mi alma

 

Y sé que estoy esculpida

en la palma de Tu mano,

y que jamás temeré

de nuevo a otro ser humano

 

Cada día me fortalezco

en Tu palabra, Señor.

Tú repones mi energía

y Tú me llenas de amor

 

Tú me enseñas con paciencia

y repites la lección

Me dejas ver mis errores

con calma y dedicación

 

Tú me alientas cuando caigo

Tú me ayudas cuando fallo

Tú me animas, me consuelas…

me muestras dónde me hallo

 

Tú me guías por el camino

Tú sanas y purificas

Por nosotros, siendo nada,

Tú das y te sacrificas

 

No necesito yo nada,

pues en Tí todo lo tengo

No hay ya quien me paralice

Ya ante nadie me detengo

 

Pues yo a Tí te seguiré,

y con mis ojos veré

Pues Tu mensaje yo oiré

y siempre Te alabaré

 

Has cambiado Tú mi vida

Del yugo me has liberado

Liberaré yo a los otros

como Tú me has enseñado

 

No temeré nunca más

Viviré valientemente

Y enseñaré yo a los otros

a mirar siempre de frente

 

Lexington, 27 de abril de 2012

4:00 a.m.