Andaba desolada…

Triste y acongojada…

Tú estuviste a mi lado

brindándome cuidado

 

Sé que todo lo puedes…

Sé que todo lo sabes…

He visto Tu poder

y he sentido Tu ser

 

Controla mis acciones

y guía mis emociones

Permíteme servirte

y tributo rendirte

 

Sea Tu Luz la que guíe

Que nunca me desvíe…

Sea Tu amor el que reine…

Que la tormenta ameine…

 

Uno en tres…Tres en uno…

Como Tú no hay ninguno…

¡Oh Señor, Rey de Reyes…Mi Creador y mi Amo!

Levantando mis manos, me postro y sólo alabo…

 

Caracas, 21 de mayo de 2014

6:15 a.m.