Endereza Tú mis pasos

Sólo Te quiero seguir

Limpia Tú mi corazón

Muéstrame cómo vivir

 

Te encomiendo yo mis obras

y también mis pensamientos

Permíteme ser humilde

y sólida en mis cimientos

 

Permíteme ser prudente

Pon Tu dulzura en mis labios

Concédeme entendimiento

como el de los hombres sabios

 

Que mis caminos por siempre

sean agradables a Ti

Que Tu Espíritu me guíe

hoy, mañana…allá y aquí…

 

Caracas, 8 de noviembre de 2013

5:25 a.m.