“Por tanto, el Señor mismo os dará señal:  He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel.  Comerá mantequilla y miel hasta que sepa desechar lo malo y escoger lo bueno” (Isaías 7.14-15)

Leyendo a Isaías me he preguntado cuándo fue que vivió Isaías…cómo pudo todo esto haber sido dicho entonces…Isaías es considerado el príncipe de los profetas y no cabe duda que es increíblemente asombroso leer en Isaías 7.14, el anuncio del nacimiento de Jesús, cuando Isaías vivió en el siglo VIII antes de Cristo.  Esto quiere decir que aproximadamente 700 años antes del nacimiento de Jesús, ya este acontecimiento fue profetizado.

Cuando el ángel se le apareció a José en sus sueños, cuando José quería dejar a María secretamente, para no infamarla,  pues ella ya había concebido del Espíritu Santo, el ángel le dijo: “ …José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es.  Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados.  Todo esto aconteció para que se cumpliese lo dicho por el Señor por medio del profeta, cuando dijo:  He aquí, una virgen concebirá y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Emanuel, que traducido es:  Dios con nosotros” (San Mateo 1.20-23).

Es increíble cómo se interrEl Angel Gabriel; María; Virgen;  Concepción;  Nada es imposible;  creer;  Dios;  Espíritu Santo;  Espíritu en Movimiento;  Maritza Mészáros;elacionan el Antiguo y el Nuevo Testamento.  Aquí está ocurriendo un hecho que ya había sido anunciado…que ya había sido profetizado…

¿Por qué será que nos cuesta tanto entender?…¿Por qué será que nos cuesta tanto creer?…

San Lucas a su vez cuenta cómo el ángel Gabriel se le apareció a María.  El ángel saludó a María diciendo:  “…¡Salve, muy favorecida! El Señor es contigo; bendita tú entre las mujeres”…San Lucas continúa diciendo “Mas ella, cuando le vio, se turbó por sus palabras y pensó qué salutación sería esta.  Entonces el ángel le dijo:  María, no temas, porque has hallado gracia delante de Dios.  Y ahora, concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS.  Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo; y el Señor Dios le dará el trono de David, su padre; y reinará sobre la casa de Jacob, y su reino no tendrá fin.  Entonces María dijo al ángel: ¿Cómo será esto? pues no conozco varón.  Respondiendo el ángel, le dijo:  El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual el Santo Ser que nacerá, será llamado Hijo de Dios.  Y he aquí tu parienta Elisabet, ella también ha concebido hijo en su vejez; y este es el sexto mes para ella, la que llamaban estéril; porque no hay nada imposible para Dios.  Entonces María dijo:  He aquí la sierva del Señor; hágase conmigo conforme a tu palabra. Y el ángel se fue de su presencia”.  (San Lucas 1.26-38)

Ojalá todos podamos tener la pureza y la inocencia de María al recibir las palabras del ángel.  Si bien es cierto que ella se turbó con las palabras del ángel sin entender por qué la saludaba así, lo cierto es que el ángel le dijo que no temiera y le indicó el por qué de esa salutación.  Ella había hallado gracia delante de Dios, concebiría en su vientre y daría a luz un hijo, al cual llamaría Jesús.  María no cuestionó…Simplemente preguntó cómo podría ser eso si ella no había conocido varón.  Cuando el ángel se lo explicó, ella aceptó su palabra proclamándose la sierva del Señor y pidiendo que se hiciera con ella conforme a su palabra.

Cuando el ángel le estaba anunciando a María que su parienta Elisabet también había concebido, aunque la creían estéril y a pesar de su avanzada edad, el ángel señaló que “no hay nada imposible para Dios…” (San Lucas 1.37).  Esto también está en la Biblia en San Mateo 19.16 (“Para los hombres esto es imposible; mas para Dios todo es posible), en San Marcos 10.27, en San Lucas 18.27.

Si para Dios no hay nada imposible…¿por qué no creemos aunque a nosotros nos parezca imposible?…Aprendamos a creer hasta en lo imposible y empezaremos a comprender los pensamientos de Dios…

Caracas, 14 de diciembre de 2013

10:40 a.m.