¿Les enseño a entregarse

y a amar sin preocuparse?

¿Les enseño a sembrar

bendiciones y risas?

 

¿Les enseño a brindar

sin jamás preocuparse?

¿Les enseño a admirar

y a caminar sin prisa?

 

¿O más bien les enseño

a pensar en si mismos?

¿A concentrarse en ellos

para evitar abismos?

¿A tener, a guardar,

a atesorar, a ahorrar?

¿A avanzar sin mirar

a quién dejan atrás?

 

¡Oh, Padre!, ¡Rey de Reyes!

Señor de las Alturas

Permíteme enseñarles a estar en Tu regazo…

A mantenerse quietos para escuchar y ver

En descanso y reposo…En quietud y confianza…

Entenderán Tu fuerza y aprenderán a ser

 

Vuelo de Caracas a Atlanta

31 de mayo de 2014

7:50 a.m.