guitarra;  tomo mi guitarra;  música; poesía;  Espíritu en Movimiento;  Maritza Mészáros;

 

Tomo yo mi guitarra nuevamente

y comienzo a tocarla suavemente

La música resuena en el ambiente

¡Qué regalo tan bello!.  ¡Es evidente!

 

 

Debería el mundo entero agradecerte

aunque haya algunos que aún no puedan verte

Despierta el alma que herida yace inerte

para que pueda vibrar y conocerte

 

Cada nota y acorde…la armonía…

Cada matiz, compás y melodía…

Son regalos que aún en la noche fría

nos permiten estar en sintonía

 

Caracas, 7 de noviembre de 2013

3:50 a.m.