Sonrisas francas, manos amigas, ojos brillantes…

Seres amables vas encontrando por el camino…

Aquí o allá…Ahora o después…

Abajo…Arriba…Adentro…Afuera…

Siempre en la noche se ven estrellas

que alumbran hasta el amanecer…

 

¿Quién lo diría?…¿Quién pensaría que así sería?…

Se multiplican las bendiciones todos los días

Es como un eco interminable que sobrevuela cimas y valles

Va contagiando a quienes oyen mientras resuena…

 

Vuelo de Atlanta a San Francisco

4:30 p.m.