Susurras en mi oído

que un nuevo día comienza

y brindas con tu luz

una nueva apariencia

 

Se transforma la noche

en un precioso día

y tu presencia infunde

emoción y alegría

 

El cielo azul celeste

invita a proclamar

la dicha de vivir,

de soñar y brindar

 

Tus rayos me acarician

mi piel siente su roce

Espero que la gente

hoy se entusiasme y goce

 

Que se contagie un aire

de pureza y de amor

y que aún en la miseria

se vislumbre el candor

 

Que bellas melodías

suavicen las tristezas

y que palabras dulces

limen las asperezas

 

Que pequeños detalles

borren la soledad

y que nueva esperanza

extinga la ansiedad

 

Susurras en mi oído

y me siento dispuesta

para subir de nuevo

esa empanada cuesta

 

23 de septiembre de 2015

7:25 a.m.