Mi testimonio tiene que ver con la CONFIANZA EN EL SEÑOR.

Soy Comunicador Social con una larga experiencia profesional.  Un buen día decidí reinventarme, y tras poner todo en manos de Dios, logré el coraje y gallardía de mudarme a vivir a Milano/Italia, con los ahorros de mi trabajo en Venezuela y la certeza de tener un Dios vivo que nunca me abandonaría. Pero… como suele ocurrir, empecé a hacer cálculos terrenales, establecí un cronograma  de acuerdo a mis posibilidades económicas y las cuentas al final no me estaban resultando. Cuando advertí el peligro de entrar en pánico, y hacerme presa del miedo, que es un enemigo que roba paz y desgasta el alma, sin empleo luego de siete meses en el extranjero, acudí a mi pastor en Caracas, de la iglesia La Roca.  Él vía WhatsApp me sugirió que escuchara por Internet sus mensajes sobre el confiar en Dios. Así lo hice, y cada vez me fui sintiendo más confortado de reafirmar que el nuestro es un Dios misericordioso y Salmo 40 “Pacientemente esperé en Jehová, Y se inclinó a mí, y oyó mi clamor” , y Salmo 118 “Alabé a Jehová, porque él es bueno; Porque para siempre es su misericordia”. Le pedí a Dios que robusteciera mi fe, y decidí que Él que es el Dios de lo imposible, y sólo ÉL se hiciera cargo de mí. Seguí orando y me llegaban mensajes de ánimo por doquier… Dios es bueno. Una hermana en Cristo me escribió diciendo, «toma para tí esta palabra y cree: Jeremías 31:16 “Así ha dicho Jehová: Reprime del llanto tu voz, y de las lágrimas tus ojos, porque salario hay para tu trabajo, dice Jehová, y volverán de la tierra del enemigo”.

Y entonces, un buen día, ocurrió. Aquello que estaba demorado, pese a las cordiales recomendaciones que hiciera Maritza  Meszaros a mis futuros dadores de empleo (a los cuales ella conocía providencialmente), se alcanzó. GLORIA A DIOS, el mismo día de la entrevista me contrataron y empecé en mis nuevas funciones de responsable de contenidos de dos  nuevas propuestas televisivas Betvision TV (plataforma on-line).  Aprovecho para invitarles a seguirnos vía Twitter @canal_cine y @canal_cocina.  Todo esto viene a confirmar que basta CONFIAR EN EL SEÑOR y Él hará.

Paz hermanos,

Carlos Omobono

20 de septiembre de 2013