Tu Palabra; poema; poesía; Espíritu en Movimiento; Maritza Mészáros;

 

Estás es este lugar

Estás en este momento

Habla para que escuchemos

Habla para que te honremos

 

 

 

Permite que atesoremos

Tu Palabra cada día

Permite que compartamos

con quienes buscan su guía

 

Es Tu Palabra divina

la que alumbra nuestras vidas

La que nos brinda refugio…

La que sana las heridas…

 

Tu Palabra que germina

como un milagro de amor

Tu Palabra que protege

desde el capullo a la flor

 

Tu Palabra que es sencilla

y demuestra Tu inmanencia

Libre de distancia y tiempo

demuestra su transcendencia

 

Palabra que es la semilla

plena de sabiduría

Luz protectora y radiante

que vence a la peor jauría

 

Escudriñemos por siempre

leyendo las escrituras

Luz eterna y compañera

haz nuestras almas más puras

 

Aliméntanos, Señor,

con el pan de Tu Palabra

para que cuando toquemos,

la angosta puerta se abra

 

Cimiéntanos firmemente

en Tu Palabra constante

Tu Lámpara alumbrará

por buena senda al infante

 

Permítenos acercarnos

a Tu luz y a Tu energía

Generador y Creador

a quien las almas ansían

 

Palabra que sólo inspira

revelándonos Tu ser

Luz que vence las tinieblas

y nos permite crecer

 

Disipa la oscuridad

y todas las otras plagas

Tu Palabra curará

las más implacables llagas

 

Permite que Tu Palabra

reine en nuestros corazones

irradiando su reflejo

y brillando en los rincones

 

Palabra hablada y vivida

Resplandece en cada obra

Quiebra Tú el pesado yugo

que tantas víctimas cobra

 

Luz perpetua es Tu Palabra

Luz de paz y salvación

Queremos ser tus antorchas

en la gran transformación

 

Luz de gran misericordia

Palabra de bendición

Mil y un voces se unirán

en infinita canción

 

Caracas, 14 de septiembre de 2014

Inspirado escuchando el Sermón en la Iglesia Emanuel